Saltar al contenido


       
Foto

El Rencor Y El Perdón.


  • Please log in to reply
1 respuestas en este tema

#1 Aguaclara

Aguaclara

    Casi, casi muda... Aprendiendo a hablar. :P

  • Moderador
  • 1.726 Mensajes

Publicado el 21 noviembre 2011 - 01:25

Holaaa...

¿Qué es el rencor? Pues aunque todos más o menos lo tenemos claro me he decidido a leer por ahí y la verdad, he encontrado un par de ejercicios muy pero que muy interesantes.
Pero primero vamos a ver que es exactamente el rencor y por supuesto también averiguaremos lo que es el perdón.


RENCOR: Es un resentimiento profundo, arraigado y tenaz que se incuba como una enfermedad.
El rencor provoca un sentimiento negativo, duradero y contenido de irritación intensa, acompañado de un movimiento contra el causante, una aversión a todo lo que se relaciona con él y el deseo de su daño y destrucción. "Este sentimiento enferma el alma".
El rencoroso se aferra a ese sentimiento de manera obstinada y obsesiva, lo cual le provoca debilidad en su salud mental.
La persona que siente rencor suele "rumiar" sus rencores, aumentándolos generalmente con fantasías creadas por sus pensamientos que nada tienen que ver con la realidad.
Ese resentimiento hace que no olvides e incluso que no perdones, ahoga el alma, es una plaga que rodea el cuerpo, te quita la felicidad y convierte tu vida en tristeza y soledad.
Se va haciendo más grande con el pase del tiempo y eso sucede porque no hay comunicación ¿Cómo solucionarlo? pues conversando y analizando cada uno su propio error.


Como decía Martin Luther King "Nada se olvida más despacio que una ofensa; y nada, más rápido que un favor."


Hay tres componentes principales que motivan la creación de largos y dolorosos resentimientos o rencores:

* Tomar la ofensa exageradamente personal
* Culpar al ofensor por nuestros sentimientos
* Crear una historia de rencor


¿Cómo deshacerse del rencor?


La única manera de liberarse del rencor, es perdonando.
El perdón es una expresión de amor y surge de la empatía, cuando nos ponemos en el lugar del otro.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados somos nosotros mismos.
El perdón nos libera de esas ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.


La falta de perdón te ata a las personas con el resentimiento, te tiene encadenado. Es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario. Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

“La declaración del perdón es la clave para liberarte”.

¿Con que personas estás resentido? ¿A quienes no puedes perdonar? ¿Eres tu infalible y por eso no puedes perdonar los errores ajenos?

Perdona para que puedas ser perdonado, recuerda que con la vara que mides serás medido..



EJERCICIOS:


Ejercicio 1:

Piensa en alguna herida personal para así darte una idea de cómo te aflige ahora. Cierra los ojos y piensa en aquel doloroso suceso por un momento…
Cuando recuerdes claramente lo ocurrido, piensa o escribe brevemente un resumen sobre aquella experiencia. Cuente la historia de lo que pasó, en el papel o en tu cabeza.
Ahora analiza lo que pasa cuando piensas en ello hoy. Por ejemplo, ¿Cuál es tu pensamiento más recurrente al recordar el suceso? Luego ten en cuenta cómo te sientes y fíjate cómo reacciona tu cuerpo al revivir el dolor.

Una vez consideradas tus respuestas, por favor responde a las siguientes preguntas:

1. ¿Piensas en esa dolorosa situación más de lo que piensas en las cosas buenas de la vida?
2. ¿Al pensar en ello sientes incomodidad física o alteración emocional?
3. Cuando hace memoria sobre ello, ¿Lo haces con los mismos pensamientos?
4. ¿Repites la historia una y mil veces en tu cabeza?

Nota: Debe quedar claro que los rencores no son señal de enfermedad mental.
Sentirse herido(a) tampoco es indicio de estupidez, debilidad o falta de autoestima. Sencillamente significa que no se está preparado(a) para afrontar las cosas de otra manera.



Ejercicio 2:


El ejercicio que os pongo a continuación está escrito por una tal Claudia Ch. (aunque algo modificado por mí).

El tema del día era el resentimiento.
El profesor nos mandó llevar patatas y una bolsa de plástico.
Ya en la clase, cada uno elegimos una patata por cada persona a la que le guardábamos rencor. Escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa. (Algunas bolsas eran realmente pesadas).
El ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todas partes esa bolsa de patatas. (Naturalmente las patatas se iban deteriorando y pudriendo con el tiempo).
El fastidio de cargar con esa bolsa en todo momento me mostró claramente el peso espiritual que cargaba a diario y como mientras ponía mi atención en ella para no olvidarla en ningún lado, desatendía cosas que eran más importantes para mí.

(Todos tenemos patatas pudriéndose en nuestra “mochila” sentimental).

Este ejercicio fue una gran metáfora del precio que pagaba a diario por mantener ese resentimiento por algo que ya había pasado y no podía cambiarse. Me di cuenta que cuando me llenaba de resentimiento, aumentaba mi estrés, no dormía bien y mi atención se dispersaba.
Perdonar y dejarlas ir me llenó de paz y calma, alimentando mi espíritu.
La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando.




Finalmente, voy a poner dos o tres frases de estas que le gustan a todo el mundo para poner en los temas de offtopic titulados "Pon tu frase" o algo por el estilo.


"La venganza sólo es dulce para aquellos a los que el rencor les ha tergiversado el gusto".

Aquí tengo que dar las gracias sobre todo a mis padres y hermanos, que me han enseñado. Yo tengo un gusto exquisito, ni tengo rencor hacia nadie, ni siento venganza ni odio contra nadie.

La otra frase es la siguiente:

"Donde hubo dolor se respira rencor, no sólo se pierde la calma sino también el Alma y si aun hay dolor siempre habrá temor...
Si quieres empezar de nuevo, olvida el pasado".

Y finalmente:

"Rectificar es de sabios".



Un saludo.

      

#2 lorshaft92

lorshaft92

    El Jedi Exiliado

  • Administrador
  • 2.510 Mensajes

Publicado el 22 noviembre 2011 - 02:33

Mmmm... bueno es un tema bastante complejo, porque una traición o un acto que le cause a uno un fuerte dolor, no es fácil decir bue lo perdono, uno tiene que llegar a ese convencimiento, aunque aquel perdón no sea borrón y cuenta nueva y empecemos de nuevo, no es fácil, es todo un proceso que el ser debe pasar, ya que hay distintos tipos de daños y los muy graves no son fáciles de perdonar, como dije es todo un proceso.

El ser humano es muy rencoroso, no por nada Edward D. Morrison en su pasaje dice -De cierto, si existe la maldad en este mundo, yace en el corazón de la misma humanidad.-

Saludos ;)